29 de agosto de 2017

Cinco errores a evitar en una travesía


Hay pequeños fallos que pueden impedirte disfrutar de nuestra travesía. Por eso, te apuntamos cinco errores que deberías evitar. ¿Conoces más?

1. Dudar de  que vas a conseguirlo

Al ser distancias normalmente más largas de las que sueles nadar, es probable que en algún momento de la prueba dudes de que vayas a lograr terminarla. Si has elegido bien tu reto en función de tus posibilidades reales y comienzas a dudar de ti, relájate, párate si lo necesitas, tómate unos segundos y vuelve a nadar alegrándote de superar cada brazada. Tienes que sentir que al hacer fuerza con cada brazo, en cada brazada, estás más cerca de lograr tu objetivo. No dudes de ti, confía en ti. Los retos siempre conllevan algo de esfuerzo… si no, ¡no serían retos!

2. Olvidarse la aplicación de espray antirozaduras o vaselina...

En todas las zonas de rozamiento que se crean durante la prueba, ya sea por el roce producido por el propio gesto de la natación (como en la axila) o por el roce del neopreno con el cuerpo, como por ejemplo en el cuello. El roce puede ocasionar heridas que te pueden llevar a subirte a la barca o abandonar antes de tiempo.

3. Respirar siempre hacia el mismo lado

Vas a tragar mucha agua salada, te lo aseguro, porque la dirección de nado cambia de una a otra travesía, y no siempre se ajustará al lado que dominas. Obviamente, la dirección del oleaje cambia de una travesía a otra, pero además esos cambios en la dirección pueden ocurrir de forma impredecible incluso dentro de una misma travesía.

4. Estrenar gafas

Antes de la travesía debes haber utilizado las gafas al menos una vez. Al igual que las zapatillas al correr, las gafas se tienen que ajustar a ti y las tienes que ajustar para que sean confortables durante largos periodos de tiempo. Si no lo haces, hay muchas probabilidades de que te entre agua, te hagan daño en la cuencas de los ojos, etc.

5. Comer exageradamente hidratos de carbono el día anterior


Se ha comprobado que es más conveniente hacer una buena carga de carbohidratos la semana anterior, para el último día ingerir preferentemente algo de fruta y proteínas, bien sea carne o pescado, según estés acostumbrado.

0 comentarios:

Publicar un comentario