28 de septiembre de 2015

Andy Ortega y Verónica Navarro vencen en la edición más dura de la travesía


Los nadadores de la cuarta edición de la Travesía a nado Mar de Las Calmas pueden sentirse orgullosos de haberse enfrentado a la travesía más dura de cuantas se han celebrado en la isla herreña.

Apenas cuatro kilómetros de tregua tuvieron los nadadores de la prueba reina de 18km antes de que desapareciese la quietud que hace honor a nuestro Mar más característico.

Los participantes, acostumbrados a nadar en el remanso de paz en el que se convierte el Mar de Las Calmas por esta época del año marcada por las bonanzas, tuvieron que batirse en duelo y luchar contra la corriente durante prácticamente todo el trayecto. 

Quienes repiten saben que las puertas del Mar de Las Calmas se cierran los dos últimos kilómetros antes de llegar al puerto de La Restinga. En ese tramo, todos ellos deben reservar fuerzas para llegar a meta porque se encontrarán con un mar revuelto, con mucho oleaje y viento en contra. Las condiciones meteorológicas adversas de este año hicieron que este último tramo se convirtiese en el más duro de todas las ediciones. Salvo 22 participantes que no pudieron completar su propósito, el resto de los casi 500 inscritos lograron llegar a meta sin ningún percance gracias a la efectividad y al trabajo impecable del dispositivo de seguridad de la travesía.

Este año el Mar de Las Calmas no lo puso fácil y quiso poner a prueba a todos aquellos que llegaron confiados a El Hierro para nadar en una piscina natural. Este año tocaría sufrir para llegar a meta y así lo sintió el nadador del CN Metropole, Andy Ortega, que finalmente completó su hazaña y se proclamó vencedor de los 18km en 5 horas y 38 minutos.

El nadador grancanario ya tenía una cuenta pendiente en la isla herreña desde que en 2013 se batiese hasta el último minuto por la primera posición quedando segundo clasificado. Este año llegaba para ganar y nada lo iba a frenar en su lucha por hacerse con el triunfo.

En féminas, mérito también para la joven e imbatible Verónica Navarro del HPS Triatlón, que se alzaba con el triunfo de los 18km con un tiempo de 6 horas y 3 minutos.

El podio masculino de 18km lo completaron los nadadores Jose Luis Romero (05h:48:47) y Ángel Turégano (05h:48:50). Segundo y tercer puesto en categoría femenina para Raquel Gómez (06h:14:15) y Ana Iris Niz (06h:14:27).


La cuarta edición de la Travesía Mar de Las Calmas se coronó como la más numerosa de todas las ediciones y la más internacional.

El italiano Gabriele La Loggia completó la nueva distancia de 12km en 4 horas y un minuto. Segunda posición para Alejandro Ayala (04h:10:13) y tercera para Santiago Fariña (04h:17:09).

Sherezade Sigut del C.D Kanay se batió contra la corriente y consiguió el primer puesto en los 12km en 4 horas 30 minutos y obteniendo la sexta posición en la clasificación general. Segunda clasificada, Cristina Ramírez (05h:08:33) y tercera posición para Silvia Cristina Gopar (05h:32:56).

Podio para James Byron en la distancia de 6,5km que conseguía entrar el primero en meta en 1 hora y 40 minutos. Segundo y tercer puesto para Nicolas Muller (01h:46:59) y Guiomar Ramírez (01h:52:37). Podio en féminas para la mujer de nuestro campeón Andy Ortega, Elena Quintanilla con 2 horas y 8 minutos seguida de María Candelaria Lorenzo con 02h:11:04 y Pino Fernández con 02h:13:22.

Marcelo Tonelli, desde Australia, se proclamó vencedor de los 2,5km entrando en meta en 36 minutos y 31 segundos seguido de Nicolás de Smaele (36:41) y Jorge González (39:30). El podio femenino de 2,5km lo coronó la participante más joven de esta edición, Ico Escatllar de 14 años, en 49 minutos y 4 segundos. Le sigue Montserrat Delgado en 50:14 y Patricia Dorta en 51:04.

La travesía no sólo será recordada como una de las más duras de estas cuatro ediciones. Sólo unos cuantos privilegiados se irán a casa con la increíble experiencia de haberse cruzado con un tiburón ballena mientras nadaban en el Mar de Las Calmas. Nadadores de 18km, kayistas y algunas embarcaciones tuvieron la suerte de admirar a este animal a pocos metros de ellos, convirtiéndose en una aventura más de cuantas suceden en este mar lleno de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario